Real Madrid × en la web de aficionados del Real Madrid.
Real Madrid
La red social de aficionados del
Real Madrid

“90 MINUTI IN EL BERNABEU SON MOLTO LONGO”

Tu partido
VIMETS

Por VIMETS

“90 MINUTI IN EL BERNABEU SON MOLTO LONGO”

Partido contra el FC Internazionale de Milán Temporada 1985-86
2 de Abril de 1986, el Real Madrid se desplaza a San Siro a disputar una de las semifinales de la Copa de la UEFA. Para llegar hasta aquí, el Real ha habido de superar varias fases: en las dos primeras, se superó al AEK de Atenas y el FC Chernomorets Odessa, respectivamente... y así nos plantamos en:

Octavos de final contra el por aquel entonces poderoso Borussia Mönchengladbach. En la ida recibimos un severo correctivo (5-1), pero en el partido de vuelta en el Santiago Bernabeu, los hombres de Luis Molowny les endosaron un 4-0 (goles de Santillana: 2 y Valdano: 2). Mira por donde, aquel gol que un 27 de Noviembre de 1985 marcó el gran Gordillo en el estadio de Bökelberg y dado su valor doble, nos dio la clasificación para disputar los cuartos de final.

En los cuartos de final nos enfrentamos al Neuchâtel Xamax FC suizo, fue un mero trámite (5-0 en el total de la eliminatoria).

Y volvemos al 2 de abril de 1986. Un San Siro a “reventar” y el Internazionale nos saca materialmente del partido (3-1), la tan ansiada clasificación para nuestra segunda final consecutiva en la Copa de la UEFA se nos antoja, cuanto menos, una quimera.

No sé si fue allí cuando nuestro gran, admirado y siempre recordado Juan Gómez “Juanito” acuñó una de esas frases, que como diría nuestro Presidente actual, D. Florentino Pérez, están hechas para el Real Madrid: “90 MINUTI IN EL BERNABEU SON MOLTO LONGO”

Y llegó el 16 de abril de 1986. Recuerdo que viajé con mi cuñado, otro gran madridista, desde Barcelona para asistir al partido, fue como un acto de fe, donde queríamos y creíamos que se conjugarían al unísono las frases acuñadas en su día por Hebbel (autor de los Nibelungos): “Creer posible algo es hacerlo cierto”, y Juanito: “90 minuti in el Bernabeu son molto longo”. Esta frase, con el paso de los años se ha convertido en una de las señas de identidad del madridismo.

"¡Zegna, espera, verás que delantera!", se gritaba en el Bernabeu antes de que el Sr. Keizer, colegiado holandés, diera inicio al partido.

...Y empezó. Hasta el minuto 44 no se movió el marcador y fue gracias a un penalti ejecutado, como siempre de forma magistral, por Hugo Sánchez. Hasta entonces el Internazionale estaba interpretando su partitura de manera encomiable y magistral. Estábamos empezando a dudar de Hebbel y... sólo nos quedaba Juanito.

... Así se llegó al descanso (1-0), restaban 45 minutos para dar la vuelta a la eliminatoria, un sólo gol nos bastaba.

Da inicio la segunda parte y los italianos, siempre fieles a su filosofía, siguen interpretando "machaconamente" una y otra vez la misma sinfonía, a pesar de que la grada intentaba acallar con su griterio la misma.

Pasan los minutos y nuesto Real es incapaz de "perforar" de nuevo el portal bien defendido por Zegna, cuando...:

¡Gol, gol, gol! ¡Goooooooooool! de Gordillo que irrumpe por el centro de la zaga interista, arrojándose en plancha, para marcar el 2-0 de cabeza.

¡La locura colectiva se adueña del Barnabeu!. Recuerdo que un hombre mayor, sentado a mi izquierda y que superaba con creces los 70 años, se abrazó a mí llorando como un niño (recuerdo como algo entrañable aquella escena).

Bueno, quedan como 25 minutos y parece que la cosa puede acabar en goleada, y más ahora que al Inter le han "quitado" la partitura que tan bien estaba afinando. Lo de interpretar le iba como anillo al dedo, pero la composición no parecía que aquella noche fuera lo suyo.

... Pero no han pasado ni tres minutos, cuando en una jugada aislada... ¡penalty! a favor del Inter. El penalty lo lanza, también de forma magistral, Brady, que bate a Agustín.

“Sólo” quedan 20 minutos para intentar cuanto menos igualar la eliminatoria e ir a la prórroga, pero el Inter casi sin quererlo ha recuperado de nuevo su vieja partitura y abandona la composición, para eso ya habían tenido hacía muchos años a Vivaldi...

Pero sólo han pasado 10 minutos cuando Hugo Sánchez, otra vez de penalti, bate a Zegna.

La eliminatoria se ha igualado, pero otro gol del Inter y faltando tan sólo 15 minutos para la conclusión del partido nos obligaría a conseguir 2 en ese mismo espacio de tiempo, hecho que nos parecía poco menos que inviable;. 90 minuti in el Bernabeu son molto longo pero 15... no tanto. Así que todo el mundo trata de nadar y guardar la ropa y llegamos a la prórroga.

Lo de la prórroga fue indescriptible, el apoteosis, se tenía que estar ahí para ver como la afición hizo “suyo” el partido, Los gritos de ánimo atronaban en el estadio, yo nunca había vivido algo así en el Bernabeu, ni en ningún otro estadio, ¡nunca!. A esas alturas del partido... todos nos habíamos leído a Hebbel.

Y así cayó el 4-1, a los 3 minutos de dar inicio la primera parte de la prórroga, fue a la salida de un córner y Santillana, como no, conectó un tremendo testarazo que fue de nuevo a alojarse en las mallas de Zegna.

Ya no había vuelta atrás, era imposible “caer” en aquel ambiente y escenario, hasta la pelota tenía síntomas de padecer “miedo escénico” cuando merodeaba las inmediaciones de Agustín.

Y cayó el 5-1. Obra de nuevo de Santillana a los 4 minutos del inicio de la segunda parte de la prórroga.

Tras marcar Santillana, saltó al terreno de juego Juanito sustituyendo a Gordillo (con la tecnología actual me gustaría saber cuantos kms. llegó a recorrer aquella noche el de Almendralejo), la ovación fue de escándalo tanto para el sustituido como para el sustituto.

Quedaban como 9 minutos para la conclusión del partido, y yo en aquel instante pensé: Juanito a pedido a Molowny que lo saque para recordarnos que: ¡SOMOS EL REAL MADRID! Y QUE NO SON 90 MINUTI, QUE SI ES NECESARIO TAMBIÉN: “9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2 o 1 MINUTI IN EL BERNABEU PUÒ ESSERE MOLTO LONGO”.

http://www.youtube.com/watch?v=KUbu-WcSRsY&feature=player_embedded