Real Madrid × en la web de aficionados del Real Madrid.
Real Madrid
La red social de aficionados del
Real Madrid

Crónica postpartido : Real Madrid Vs Manchester United, Supercopa de Europa

¡Valora el tema!
Total

 

5 votos
nazari57
nazari57 el 08-08-2017 a las 22:47:58

REAL MADRID CF   2 - 1   MANCHESTER UNITED FC

El Real Madrid empieza como lo dejó ¡CAMPEONES!

El equipo blanco se impuso por 2-1 al United en la gran final de la Supercopa de Europa.

Isco

Después de una pretemporada sin victorias, al Real Madrid le tocaba dar el do de pecho en la Supercopa. Nada importaba de lo sucedido en los partidos de Estados Unidos, lo importante pasaba por derrotar al Manchester y llevarse la Supercopa. Lo demás, papel mojado.

El Real Madrid, firme

A pesar de que la idea del United pasaba por hacer un partido físico, de ida y vuelta, en el que imponer su teórica mejor preparación física (empezaron a jugar antes que el Real Madrid), lo cierto es que la respuesta de los de Zidane fue al estilo del campeón. Con firmeza y determinación.

Primera gran ocasión

Después de que un balón largo sobre Lukaku obligara a una salida con cierta desesperación de Keylor Navas, lo cierto es que el Real Madrid se hizo con los mandos y comenzó a mover a su oponente de un lado para otro. Sin romper a sudar, Bale tuvo una ocasión clarísima a los dos minutos de partido tras tocar con la pierna derecha un balón que llovía del cielo. El cuero rozó el larguero de la meta inglesa.

El larguero evitó el gol del Real Madrid

El Real Madrid empezó a dominar a su rival de forma descarada durante un tramo de partido en el que generó ocasiones, peligro y marcó. Casemiro, al que se puede empezar a bautizar ya como el hombre de las finales, tuvo su primera ocasión de peligro en un remate de cabeza que se estrelló contra el larguero de la puerta de De Gea.

El Real Madrid, imparable

Mourinho no daba con la tecla para contener el meneo del Real Madrid. Kroos, Isco, Modric, Casemiro…todos tocaban y se movían. El United sólo podía correr detrás del balón, aculado en tablas, con la idea de salvar el partido gracias a su físico o a algún error del propio equipo de Zidane para soltar un contragolpe. La idea, algo arcaica, dejaba bien claro que los ingleses se quedaban con el papel de víctima.

Casemiro, otra final con gol

Como hay veces en las que el fútbol sí premia con justicia lo que se ve sobre el campo, Casemiro, que estaba siendo el mejor del partido, volvió a asomarse por el área del Manchester para, en esta ocasión, hacer bueno un gran centro de Carvajal al segundo palo y rematar con la izquierda lanzándose con todo a por la pelota. Lucha, garra, esfuerzo…y también gol ¡Lo tiene todo el bueno de Casemiro!

Golazo de Isco

Seguramente, si a Zidane y a sus jugadores les hubieran pedido un momento para marcar un gol psicológico hubieran elegido el inicio del segundo tiempo, especialmente, cuando ya cuentas con una renta de un gol a favor. Kroos y Marcelo tuvieron dos grandes opciones de marcar, el primero se encontró con De Gea y el segundo con el lateral de la red. Sin embargo, no habría sitio para un tercer ‘uyyy’.

Y no lo habría porque el Real Madrid se sacó de la chistera una jugada de asociación, con una gran pared entre Bale e Isco, que dejó al malagueño delante de De Gea. El ex del Málaga no se   puso nervioso y cruzó la pelota junto al rincón. Un gran gol que parecía darle la puntilla al equipo de Mourinho.

Bale perdonó el 3-0...y el United se acercó al 2-1

El Madrid parecía tenerlo todo a su favor para dejar sentenciado el partido. De hecho, Gareth Bale tuvo una grandísima ocasión con la pierna derecha, pero se encontró con el larguero de la puerta del United. Una jugada que terminó dando paso al gol de los ingleses. Un remate de Matic desde fuera del área fue rechazado, hacia el centro, por Keylor Navas y allí estaba Lukaku para empujar con facilidad el gol que acortaba distancias. Un resultado demasiado apretado para lo que se estaba viendo en el partido.

Keylor, salvador

Después del 2-1, el Real Madrid perdió todo el dominio territorial que había tenido. Todo se igualó más. El físico bajó de forma evidente en los pupilos de Zidane y se empezó a ver mucho menos a Kroos y Modric. De hecho, el que cobró una importancia vital fue Keylor Navas. El portero de Costa Rica se hizo grande en el mano a mano con Rashford. El ‘tico’ aguantó todo lo que pudo y salió ganador del duelo.

Descuento y campeones

El árbitro descontó siete minutos  y alargó un partido en el que el United lo intentaba por empuje. Zidane  le  dio  ‘bola’ en la recta final a Cristiano y Lucas Vázquez nos dejó un jugadón de dibujos animados que sólo una gran parada de De Gea  ante Asensio evitó que se convirtiera en un golazo. Por suerte para el Real Madrid, no le hicieron falta más goles a los merengues. El 2-1 fue suficiente para conseguir un nuevo título. La dinastía del Real Madrid sigue con paso firma y el sueño del ‘sextete’ empieza de la mejor manera ¡El Real Madrid empieza el curso como lo dejó, ganando!

Ficha técnica

Real Madrid 2: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Modric, Kroos, Isco (Lucas7’); Bale (Asensio7’) y Benzema (Cristiano 82’)

Manchester United 1: De Gea, Valencia, Lindelof, Smalling, Darmian, Matic, Herrera (Fellaini 55’), Pogba, Lingard (Rashford 46’), Mkhitaryan  y Lukaku

Goles: 1-0 Casemiro (23’), 2-0 Isco (52’), 2-1 Lukaku (61’)

Árbitro: Gianluca Rocchi (ITA). Amonestó a Lingard, Carvajal, Rashford

Estadio: Nacional Filipo II de Skopje, Macedonia.


defensacentral.com

Tu comunidad,
en tu móvil

Keylor le dejo el Gol a Lukaku en los pies.
Pudieron ser 5 goles y no dos.
Bale fallo un palo al poste superior.
Benzema perdió un centro claro de Bale.
Asensio dejo de marcar la asistencia de Lucas.

Es triste (visto el juego de hoy) que se plantee la salida de Bale y la renovación de Benzema.
Benzema es un tumor en la delantera del Real Madrid.

Bueno la verdad por estar ocupado solo me he podido ver el resumen de las mejores jugadas, justa victoria ha tenido el madrid antes de iniciar la temporada, y cuando digo justa no me refiero a si lo merecian sino justa indicando el momento imdicado para levantar ganas y demostrar que la insignia u/o logo de campeones no era solo por adornarla.
En fin me ha gustado la garra y el coraje con el que jugaron, me da gusto que la primera victoria antes de iniciar el torneo sea la que viene acompañada de un titulo. Personalmente me encanta cuando hay una estadisticas de por medio y mas aun siendo positiva, hablo claro de las veces que se ha consagrado seguido dando hoy la 4ta super copa. Que gran noticia no!
Por cierto todos seguiremos recordando por un buen rato la magistral habilidad de lucas, que frialdad y genialidad sacarse esa jugada de tal crack, enhorabuena!

javi84
javi84 el 08-08-2017 a las 23:32:44

Aqui da lo mismo ganar perder ganar titulos da lo mismo siempre habrá alguien inconformista criticon zizañero ..., el madrid venia de hacer una pretemporada pobre y en el primer partido oficial jugandose un título se han puesto serios y yo si he visto la esencia del madrid modric kroos y casemiro inexpugnables los laterales siendo unos puñales isco en cuanto se entonó fué la clase la clarividencia del madrid el jugador que creaba desconcierto al united indetectable, y arriba benzema y bale algo mas flojos pero ofreciendose pidiendola e intentándolo, el marcador fué corto y no reflejó lo que se vió en el campo porque el madrid jugó mas creó mas peligro mas ocasiones más disparos 2 postes varios paradones de de gea y también supo tener oficio para defender el resultado en los minutos finales, no fué el super partido del siglo no fué un partido perfecto pero fué una final que el madrid supongo ganar jugó mejor y hay que ser positivos y no seguir echándo porquería al equipo, empezamos la temporada con un título

El Madrid es supercampeón de Europa

 

http://www.abc.es

 

Los de Zidane consiguen su cuarto título con goles de unos brillantes Casemiro e Isco. Lukaku acercó al Manchester

 

El curso empieza como terminó, con superioridad del Madrid y Casemiro e Isco confirman su condición estelar, por encima de cualquier discusión sobre la delantera.

En los prolegómenos, folclore macedonio. El folclore siempre es parecido y el hombre folclórico de cualquier latitud presenta la misma cursilería espeluznante. Los coros y danzas suspenden la virilidad. También hubo muchos niños que la UEFA coloca despixelados al son de Coldplay, lo que Guardiola usaba de coaching emocional. A Mourinho eso le tenía que producir erisipela.

El Madrid salió con Isco y Bale. Cristiano seguía brillando, pero en el banquillo. Las novedades estaban en el United. Debutaban en partido oficial sus fichajes, uno por línea. Matic le permite además usar el 3-5-2, el sistema de moda. Parece una plataforma de lanzamiento para Pogba, pero quedó como un cohete aún pendiente de propulsión.

Se replegó y esperó muy compacto a un Madrid de inicio reumático que reaccionó a la entereza rival y a algún brujuleo del interesante Mkhitaryan como acostumbra: con la creatividad aún renqueante de Isco y Benzema. No eran necesarios desbordes ni regates. Bastaban sus movimientos, sus intenciones. Sus idas y venidas atornillaban al United. Era como un jamón siendo colocado en el jamonero.

El United, no obstante, tenía mejor pinta. El avance de Mou en ese equipo se percibe muy poco a poco y nada vistosamente, como la mejoría en un correcional: un jugador nuevo por línea y un sistema nuevo que debería permitir la redimensión de sus cuestionables figuras (¿No parece siempre Valencia el mejor de ellos?). Había otra cosa. Los jugadores daban la impresión de ser muy fuertes. Carvajal podía con Pogba, pero le costaba. La sensación era de equipo poderoso, físico, que será difícil de sacar del campo.

En el ceño de Casemiro se vio inquietud en los primeros minutos. Y no era para menos. Él estaba descifrando el partido. El United sujetaba a los interiores y disponía de libertad. Quedaba como incógnita despejada y ahí el brasileño volvió a confirmarse.

Remató al palo tras un córner y en ese primer tramo del partido las llegadas fueron suyas. Piso con garbo la mediapunta. Era como un Khedira mejor. Casemiro se estaba convirtiendo en un jugador de área a área y en el 15 remató un pase de carvajal para hacer el 1-0. La posición era dudosa, en el alambre, como si la flotación (y no solo la terminación) fuera de delantero.

Jugador de talla

Casemiro volvía a acreditar que crece con los partidos y que es un jugador de talla internacional y de dimensiones históricas. Su impacto global no es menor que un Redondo, por increíble que suene todo esto. Con el gol no cambió nada. El United se quedó atrás, muy junto, y el Madrid acumuló posesión como para intercambiarla por goles después.

Ha alargado sus jugadas y a veces le basta con el toque estructural para superar a los rivales. A veces ni siquiera es necesario que alguien se vaya en un uno contra uno. Su ritmo y una cierta elaboración resultan suficientes. Las diagonales de Isco y los movimientos hacia dentro de Benzema son los avisos.

El partido fue completamente madridista hasta el descanso para la hidratación, tres minutos que la moderna UEFA (tan humanitaria) concede al futbolista actual. O puede que a los entrenadores. A partir de ahí subió el nivel del Manchester. Se partió un poquito el Madrid y Matic lució. No tanto Herrera. No termina de gustar en Inglaterra, donde los malísimos hooligans le llaman «cara de lesbiana». Lukaku remató en el 45. Era lo primero que podía firmar. Lukaku parece Lebron James, pero se le ve pensar.

Mourinho no se volvió loco. Su equipo era claramente defensivo, pero las ocasiones del Madrid dignas de tal nombre habían sido dos, las dos de Casemiro. El 1-0 le dejaba el partido muy cerca y muy lejos. En el descanso, quitó a Kingard por Rashford, decisión que apoyarían la mayoría de aficionados del mundo.

el Madrid comenzó con ocasiones de Kroos y Marcelo y machacó con el 2-0 de Isco, un gol de antología. Se quedó quieto, rodeado de ingleses como un homenaje al Buitre en Magaluf, y descargó su compañía en una pared con Bale. Solo ante De Gea, pensó y colocó con el empeine. Tiene la lejana territorialidad culona de un Romario en el área.

Isco empieza a dominar una sencillez personal. Parece fácil. Se acabaron los regates eternos, las ruletas. Si puede, no regatea. No le hace falta. Va estirando la jugada con perreo. Y Bale, sin ser él todavía, dejó ya evidencia de sus constantes vitales.

Navas participó parándole a Pogba un gran remate de cabeza y el Madrid, a través de Kroos y Modric, como unos ingenieros muy específicos, manufacturaba el partido para un 3-0 de exhibición. Bale tiró al larguero.

Sin embargo Mou reaccionó con Fellaini, un elemento azaroso que libera los partidos. Es una extraña y simpática proyección del técnico. Se colocó de segunda torre y el Manchester lo simplificó todo aún más. Muy directo y fuerte, muy físico. En el 62 marcó con acciones de los nuevos: tiro de Matic, parada no secante de Navas y remate de Lukaku. Gol.

La posesión del Madrid perdía su condición fluvial, se trababa en mediocampo. Mourinho había torcido el juego y el partido estaba abierto.

Entraron Lucas y Asensio, velocidad en las bandas, pero seguía mandando la corporeidad de Fellaini y su zancada baloncestística.

Navas le quitó a Rashford el empate y hubo contragolpes de respuesta del Madrid.

El portero volvió a ser importante y Cristiano entró al final para levantar otra Copa. El Madrid ya no sufrió y controló sin problemas el final del partido. Como una bocina que se alejara, se fue disipando la sensación de peligro aéreo.

Real Madrid-Man. United

Real Madrid
Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric, Isco (Marco Asensio, m.74); Bale (Lucas Vázquez, m.74) y Benzema (Cristiano Ronaldo, m.83).
Manchester United
De Gea; Valencia, Smalling, Lindelof, Darmian; Ander Herrera (Fellaini, m.56), Matic, Pogba, Mkhitaryan; Lingard (Rashford, m.46) y Lukaku.
Goles
1-0, m.24: Casemiro. 2-0, m.52: Isco. 2-1, m.62: Lukaku.
Árbitro
Gianluca Rocchi (ITA). Amonestó a Carvajal (84) y a Ramos (85) por el Real Madrid; y a Lingard (41) y Rashford (94) por el Manchester United.

Europa es del Madrid

 

https://futbol.as.com/futbol/2017/08/08/internacional/1502206067_486411.html

 

Casemiro e Isco, armadores y goleadores, le dieron la Supercopa de Europa. El United sólo apretó al final. Cristiano jugó los últimos minutos

El hexadesafío del Madrid llega al menos hasta el doble Clásico. Ante el United alargó su eurorreinado después de una hora completísima, bajo la cobertura de Casemiro e Isco, y un suplicio final producto de la falta de energía. La Supercopa, título del segundo escalón del podio, tuvo el sobrevalor de arrebatárselo a dos clásicos: el United y Mourinho, que en el Bernabéu dejó más pleitos que copas.

Aquel protomourinhismo que invadió el Madrid en los tiempos de esplendor del Barça de Guardiola se plantó sin disimulo ante el once de Zidane. Una alineación disfrazada de 4-3-3 en la planilla ofrecida a la UEFA y que ocupó el campo con tres centrales, dos laterales de media distancia, once jugadores detrás de la pelota, un achicamiento obsesivo del campo y un estado permanente de alerta para el contragolpe al calor de los treinta y tantos grados de Skopje. Si de la UEFA dependiera algún Campeonato del Mundo de esquí le caería a Benidorm en agosto.

El Madrid tramitó bien ese farragoso trabajo agrupando cuatro centrocampistas, fórmula científicamente probada que blanquea más el juego que cuando se reúne la bbC. Jugó Bale, cuyo fútbol pareció haber prescrito con su última lesión, una decisión interpretable como mensaje de consumo interno. Benzema, que a días es azúcar y a días vinagre, le sirvió de acompañante, porque imperó la prudencia con Cristiano, el único que de verdad no tiene relevo, que empezó en el banquillo. Y el  galés fue de una banda a otra con más codicia y más pericia que en los principios del verano. Pero quienes llevaron el soplete a las puertas de De Gea fueron Casemiro, Isco y los laterales. Casemiro ya no es sólo el arnés del que cuelga el Madrid en sus peores días. Ya se ve un centrocampista de dos áreas, lo que ha dejado de ser Pogba, un jarrón chino al que no se le encuentra sitio en casa.

Casemiro, pues, le quitó al Manchester la pelota y el ánimo y levantó la barrera por la que se fueron colando los demás en campo inglés. Y es que el Madrid, que a los dos minutos pudo adelantarse de forma accidental en una pelota que le cayó del cielo a Bale, explicó después el porqué de su neoimperialismo en Europa. Se desplegó por las bandas, se afinó con la pelota, asistió a la degradación del United desde la posesión y acabó llegando de verdad con sus centrocampistas, con Casemiro en el centro del universo. Primero metió un cabezazo al larguero en un córner y después, quizá en fuera de juego, metió su izquierda de primeras en un envío largo e inteligente de Carvajal. Un gol que condecoraba su partido y que confirmaba que el Madrid es otro en días lectivos, especialmente en Europa.

La presión del United

Sólo entonces Mourinho activó la presión en campo contrario y disparó a Valencia, que entendió que Marcelo nunca fue tapón. No encontró rematadores, mientras el Madrid cambiaba de registro y se lanzaba al espacio. De Gea le quitó el segundo a Benzema antes del descanso y Lukaku, una pantera que Mourinho descartó en el Chelsea y ahora ha comprado por 85 millones, se vio preso de Ramos.

Mourinho metió al joven Rashford e hizo contorsionismo en la alineación para afilar al United en un 3-4-3, pero por ese asa tampoco agarró el partido. En un minuto el Madrid acarició el 2-0. Y acabó consiguiéndolo en una pared Isco-Bale que abrochó el embrujo del malagueño ante De Gea. Probablemente acabará con la inviolabilidad de la bbC, una vez confirmado como galáctico.

El segundo gol del Madrid hizo demasiado largo al United, que comenzó a tragarse las contras cocinadas por Modric e Isco. En una Bale mandó la pelota al larguero, pero en un mal rechace de Keylor a tiro de Matic Lukaku sacó al United de su abismo. Para entonces Mourinho ya había metido a Fellaini para aprovechar la segunda jugada. La RAF sobrevolaba a un Madrid corto de piernas.

Zidane ventiló el equipo con Asensio y Lucas Vázquez, que firmó una jugada de colección, y acabó apelando a Cristiano, cuya mordedura suele resultar mortal, incluso con síndrome postvacacional. Keylor pagó su deuda ganándole un mano a mano a Rashford en los peores momentos del Madrid, cuando cojeaba delante y detrás. Pero sufriendo, en un fútbol de cuerpo a cuerpo que no le convenía, alcanzó tierra. Es costumbre en Europa desde siempre.

Cuarta Supercopa del Madrid, que sigue el asalto del Sextete

Resultado de imagen de Cuarta Supercopa del Madrid

 

https://futbol.as.com/futbol/2017/08/08/primera/1502211641_649084.html

 

Los blancos mantienen su racha triunfal. Tras dos derrotas en 1998 y 2000, el Madrid le ha cogido gusto al trofeo y ha salido campeón en sus cuatro últimas apariciones.

Resultado de imagen de Cuarta Supercopa del Madrid

 

El Madrid conquistó en Skopje su cuarta Supercopa de Europa (2-1) y continúa con su racha triunfal en esta competición. Después de perder las dos primeras que disputó (1998 y 2000), ha vencido en sus cuatro siguientes participaciones (2002, 2014, 2016 y 2017). Además, mantiene vivo el sueño del Sextete, el gran objetivo marcado para esta temporada.

Su andadura en las Supercopas comenzó en 1998, después de ganar la Séptima en Ámsterdam. En esa edición el Madrid sucumbió ante el Chelsea de Vialli por la mínima. Zola, a pase de Poyet, fue el único goleador del encuentro. En su siguiente participación, dos años más tarde, volvió a caer, esta vez ante el Galatasaray (1-2). Jardel hizo los dos tantos, el segundo de ellos en la prórroga.

Desde entonces, los blancos cogieron el truco a esta competición y no han vuelto a conocer la derrota. Conquistaron su primer trofeo en 2002 contra el Feyenoord (3-1). Paauwe (en propia puerta), Roberto Carlos y Guti hicieron los tres goles madridistas (Van Hooijdonk hizo el de los holandeses).

Las dos siguientes fueron ante el mismo rival: el Sevilla. En la de 2014 venció el Madrid con autoridad (2-0, ambos de Cristiano). En 2016 tuvo que aparecer Ramos para forzar la prórroga en el último minuto. En el tiempo extra, Carvajal hizo el gol de la sentencia (3-2). Antes, Asensio había logrado el primer tanto blanco. En esta edición tampoco el United de Mourinho ha podido con un Madrid que ha ganado las últimas cuatro Supercopas de Europa que ha jugado.

El siguiente reto en la hoja de ruta del Sextete es la Supercopa de España. El domingo, contra el Barça en el Camp Nou, será la primera cita.


Y bueno. Si.
Isco espectacular. Casemiro Increible. Bale muy bueno.
CR7 ya toma forma.
A por la Supercopa de España.

La prueba de que el gol de Casemiro fue legal.


Casemiro adelantó al Real Madrid en una jugada completamente legal en el 0-1.

No hay fuera de juego de Casemiro vs United

 

¿Hubo fuera de juego de Casemiro en el primer gol del Real Madrid? El brasileño aprovechó un balón de Carvajal para poner el 0-1 y muchos se apresuraron en intentar quitarle validez al tanto que abría la lata en la Supercopa de Europa

 

 

La pierna izquierda de Smalling es uno de los grandes factores para entender si es fuera de juego de Casemiro. En la primera toma que ofreció la TV parecía fuera de juego del mediocentro, sin embargo, mucho cambia cuando se analiza al detalle y se hace zoom de la jugada.

Gianluca Rocchi dio por válido el gol de Casemiro e impuso justicia en una jugada que suscitó mucha polémica. El italiano estuvo correcto en sus decisiones salvo a que debió de sancionar las múltiples faltas del equipo inglés en alguna que otra jugada en las que no decretó nada. También pudo pitar, con 0-0, un posible penalti sobre Sergio Ramos al que hizo oídos sordos.

http://www.defensacentral.com/

 

Así levantó el Real Madrid la Supercopa de Europa en Skopje.


Campeones de la Supercopa de Europa


El Real Madrid elevó su cuarta Supercopa de Europa en su palmarés y el primer título de la temporada.

 

El Real Madrid es el rey de reyes de Europa. Los blancos ganaron el primer título continental de la temporada y comenzaron el curso futbolístico de la misma manera que terminaron el pasado en Cardiff ante la Juventus de Turín.

Los madridistas vencieron y se impusieron al Manchester United (2-1) en Macedonia. Sergio Ramos se está acostumbrando a levantar trofeos en su carrera como capitán del Real Madrid.

El Real Madrid volvió a demostrar, una temporada más, que en las finales y a la hora de la verdad (cuando se juegan los títulos) es fiabilidad absoluta. Los blancos lograron su ‘póker’ de Supercopas de Europa tras una nefasta pretemporada en la que solo pudieron vencer un partido.

 

Subir

Respuesta rápida

¿Quieres participar en esta sección?

Si ya eres miembro, entra / loguéate.

Si aún no estás registrado en corazonblanco.com: